Doña Letizia, la rebelde silenciosa

Posted on

Letizia Ortiz pasó un día de presentadora de telediario a noticia de telediario. No conocemos primicia mayor en una novia, porque novia resultó de Don Felipe, y hasta hoy, cuando es Reina. En la semana que viene, el día 15, podrá decir aquello de «medio siglo me contempla», con el verso de Borges, que es autor que la Reina conoce, porque ella no está sólo en el escaparatismo inevitable sino en la biblioteca solvente.

Mirado con distancia su caso insólito, se aprecia que, en un principio, hubo dos Letizias, la periodista, y la princesa, ambas en la misma mujer joven, ilustre y resuelta, y ahí fue ganando sitio seguro la segunda a la primera, aunque a Letizia le salía el repente el nervio de la cronista, quizá a destiempo. Practica un genio vivísimo, se nota rápido que va enterada de todo, y pregunta mucho, aquí y allá, como si se prefiriera antes corresponsal que anfitriona. Quiero decir que hay una Letizia previa a la Reina, y a la princesa, antes todavía, una Letizia que hoy ya es una Letizia interior, y que ella gusta cultivar, porque nuestra protagonista no tuvo cuna en palacio, como sus hijas, o su marido. De modo que a veces busca la huida a la vida sin protocolo, o se anima a los atrevimientos de falda corta, o escoge que sus cumpleaños miren para adentro.

Veremos qué pasa con la celebración del próximo. Las escapadas vacacionales son también vocaciones en la reina, porque las escapadas las cumple a menudo, y porque desde siempre sostuvo que hay una vida pública y una vida privada. Ahí están sus viajes a Zurich, el Argarve, o Miami, unos viajes de los que nos enteramos cuando regresa. Lo de escapada privada se comprende mientras no sea escapada secreta, porque una reina no puede desaparecer, como cualquier particular.

Uno ve, en la Reina, que está ya bien trabada en lo suyo, que es el título o cargo con dedicación plena, y aceptación en el gentío, aunque los puristas de la virtud palaciega aún escondan el elogio.

A Letizia Ortiz, ya Reina Letizia, le han criticado mucho el carácter vivo y los tacones altos. Y también le han criticado mucho los fastuosos trapos de hombro al aire y también la delgadez de rubia insomne. Incluso que se habla poco o nada con media familia. A Doña Letizia es que le cae el reproche haga lo que haga. Siempre equivoca los zapatos, aunque esa tarde no lleve zapatos. Un día la distinguieron como la Reina más elegante de las reinas en curso, y la hemos visto resolver con magisterio en discursos contados, pero aquí da igual, porque hay una orilla de opinadores de peluquería que se obstinan en mirarla regular, todavía.

Yo he apreciado, en estos años, que Doña Letizia es un temario chollo, y que hablar mal, o regular, de ella vende. Si se porta espontánea, se le reprocha la espontaneidad. Si arriesga en el vestido, se conjetura con su delgadez elástica. Es Letizia un tema infalible y una profesional impecable. Ya sospecho su figura bajo el consenso. A mí siempre me gustó mucho más que sus detractores, a los que ha ido callando desde el silencio.

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Tiktok Verified Badge for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.